viernes, diciembre 08, 2006

Ataque en Wharton Beach, Australia (I)


El 2 de diciembre, Zak Golebiowski, adolescente de 15 años, se encontraba practicando surf, junto a su hermano Sam de 18 años de edad y su amigo Joe Redman también de 15 años, en la popular playa Wharton, en la costa Oeste de Australia. Era muy temprano, cerca de las 8 de la mañana hora local, y los chicos se encontraban buscando olas a unos 40 metros de la línea de costa.

Entonces un tiburón blanco de 4 a 5 metros de envergadura, según testigos, le atacó, arrancándole de un mordisco la pierna derecha a la altura de la rodilla y causándole heridas de consideración en la otra.

Rápidamente el hermano y el amigo de Zak se acercaron e intentaron sacarle del agua. Una pareja de turistas originarios de Nueva Zelanda, Amy Worling, 26 y Pete Hickmott, 32; escucharon los gritos de Zak y se dieron cuenta de que algo malo pasaba en la playa. Se acercaron rápidamente y uno de los chicos gritó: -¡Necesitamos un coche! Joe y Pete fueron a buscar la furgoneta propiedad de la pareja, mientras Amy ayudaba a Sam a sacar a Zak del agua, totalmente ensangrentada ya. Una vez fuera y sobre la arena, Amy puso una sudadera con capucha intentando tapar la herida de la pierna y una toalla cubriendo su cuerpo para preservar el calor.

Cuando la furgoneta llegó subieron a Zak, y Amy, con un cable de electricidad logró improvisar un torniquete y contener la hemorragia, lo que con toda seguridad salvó la vida del adolescente.

Amy cuenta como Zak iba perdiendo progresivamente el color y la piel de su cara se tornaba gris, así que empezó a hablar con él, para que se mantuviera despierto. Zak contestó: - “Por favor, puedes dejar de hablarme.” Solo quería estar tranquilo y quieto.

Condujeron hasta un camping cercano, el Duke de Orleans, y desde allí llamaron a los servicios de emergencia (en esa zona de maravillosas playas, pero deshabitada y bastante remota, no hay cobertura para móviles). El hospital más cercano se encuentra en la ciudad de Esperance, a 85 kms. El grupo continuó camino hacia allí y la ambulancia paramédica de la compañía St. John salió por la misma carretera a su encuentro, que tuvo lugar a 10 kms. de Esperance. El chico fue llevado al Esperance Regional Hospital, y desde allí volaron hasta Perth, en una condición grave, pero estable.

La playa fue cerrada y una patrulla de helicóptero salió para intentar localizar al tiburón, lo que finalmente consiguieron. Posteriormente le perdieron la pista.

Los padres de Zak, Les Golebiowski y su esposa Anne volaron desde su lugar de residencia, la ciudad de Adelaide en el sur de Australia hasta Perth.

El padre de Zak ha declarado con posterioridad que su hijo le ha dicho que no sintió casi nada, apenas un leve tirón, y luego todo sucedió muy rápidamente. La tabla de surf ha quedado muy dañada, marcada con grandes huellas de dientes, que demuestran el gran tamaño del animal. El padre de Zak piensa, que ante el ataque de un tiburón tan grande, son muy afortunados de que Zak haya podido sobrevivir al incidente.

1 comentario:

Isaias dijo...

hola, te agrego a favoritos ponte en contacto conmigo, me llamo isaias soy de pamplona, mi direccion es el_trycky@hotmail.com
un saludo espero habalr contigo.