lunes, junio 12, 2006

Rescate en Tonga


En la mañana del 9 de junio, la Fuerza Aérea neozelandesa recibía una llamada de socorro de un barco de pesca que se había quedado sin batería y flotaba a la deriva en aguas de Tonga. Un hidroavión Orion P-3 se dirigía hacia el lugar, cuando vieron la señal de una bengala en el cielo. Se encontraban a 55 kms. al oeste de Tongatapu, en aguas infestadas de tiburones. Al acercarse pudieron ver a 4 personas flotando en el agua, sin chalecos salvavidas, flotando entre maderas y otros restos de lo que había sido un barco pesquero. El capitán del avión señaló que un poco más allá del grupo se veían tiburones acercándose y que comenzaban a realizar círculos alrededor de los náufragos.

La tripulación del avión lanzó una balsa al agua y se mantuvo en la zona hasta que un barco de pesca local se hizo cargo del grupo, afortunadamente sin ningún incidente. Es fácil imaginar que si no hubiera pasado el hidroavión justo por esa zona para responder a otra petición de auxilio, las cosas podrían haberse complicado mucho, de una manera trágica, para las cuatro personas que se encontraban en el agua a merced de los tiburones, que ya se acercaban.

La imagen que acompaña a este post corresponde al barco que se quedó sin batería y realizó el primer aviso de socorro. Dos de los tripulantes sostienen una improvisado cartel que pone “Battery dead”.

1 comentario:

sonia dijo...

Desde luego una historia interesantísima, como siempre la realidad supera a la ficcion, sin duda tuvieron mucha suerte, y deben estar agradecidos.